DIÁLOGO

Marcos Peña empezó a recibir dirigentes radicales

No podemos generar más incertidumbre.

NACIONALES

Marcos Peña está convencido de que el 27 de mayo, cuando se realice la convención nacional del radicalismo en Parque Norte, la protesta interna no rebalsará el río de Cambiemos y el curso de la coalición continuará normalmente su rumbo hacia el triunfo de Mauricio Macri en las elecciones presidenciales. Esta imagen de tono levemente «vietnamita» (actitud de resiliencia ante el amenazante kirchnerismo que el jefe de Gabinete considera apropiada para esta etapa) da por sentadas varias cuestiones, a saber:

– La convención nacional ratificará su pertenencia a Cambiemos.

– Los radicales aprobarán una propuesta programática para el segundo gobierno de coalición.

– Y propondrán un mecanismo de resolución de controversias hacia adentro de Cambiemos, que evite repetir la experiencia que se vivió en Córdoba, cuando dos candidatos radicales no se pusieron de acuerdo al punto de que se perdió la importante plaza que tenía la UCR en la ciudad capital. Esta propuesta, que deberá discutirse también con el PRO y la Coalición Cívica, podría enmarcarse bajo el título de «Mejorar Cambiemos».

Por cierto, alcanzar ese resultado no es automático y se necesita un trabajo sostenido y mancomunado entre el Gobierno y los radicales más afines para alcanzar ese objetivo. No solo el jefe de Gabinete empezó hoy mismo una ristra de reuniones y mensajes con convencionales de los distintos sectores en los que está dividido el centenario partido, sino que algunos distritos también pusieron manos a la obra para consolidar ese camino.

Compartir: