RENAPOST, 3+1 y AUDIF

Herramientas para combatir el terrorismo en la Argentina.

NACIONALES

AUDIF, RENAPOST o 3+1. No se trata de un código encriptado o los nombres de nuevos frentes partidarios para las elecciones. Nada de ello. En los últimos dos años y a partir de ahora la administración de Mauricio Macri decidió incorporar nuevas herramientas de lucha contra el terrorismo y el narcotráfico en la Argentina que irrumpirán no sólo en el vocabulario de los argentinos sino -lo que es más relevante- en el corazón de aquellas organizaciones criminales que amenazan la seguridad nacional.

El inminente 25° aniversario del atentado a la AMIA no será más que una excusa que eligió el Gobierno para presentar algunos de estos mecanismos legales y prácticos tendientes a atacar al terrorismo. Pero según pudo saber Infobae, desde los últimos seis meses se viene trabajando en forma muy reservada sobre un plan más global de prevención y seguimiento de agrupaciones vinculadas con el extremismo islámico en la Argentina.

«Al ingresar en interacción con los países desarrollados la Argentina recibe muchos beneficios pero también debe asumir compromisos. El Presidente entiende que entre estos compromisos se encuentra el alineamiento al cumplimiento de normas globales para luchar contra el terrorismo», expresó un encumbrado funcionario del Gobierno que monitorea cada una de las nuevas herramientas legales que la Argentina decidió sumar en esta cruzada.

Así, desde la Casa Rosada allegados a Macri también añaden que esta fuerte apuesta a la lucha contra el terrorismo no es sólo un alineamiento automático con Estados Unidos. También se trata de un esquema mucho más amplio de acción que suma a los «países civilizados», como les gusta llamar a muchos especialistas en el tema, o naciones de occidente dispuestas a combatir los extremismos radicalizados.

En los próximos días habrá dos hechos significativos que cristalizarán de alguna manera esta estrategia de política exterior que delineó el Gobierno: por un lado, la realización de la Conferencia Ministerial Hemisférica de Lucha contra el Terrorismo que se hará en el Palacio San Martín y donde saldrá un duro documento contra las acciones de Hezbollah, ISIS, Irán y otros sectores relacionados con el terrorismo; y, por otra parte, se perfila el acto por el 25 aniversario del ataque a la AMIA donde el Gobierno anunciará medidas.

En este contexto, los planes de acción que se desarrollaron en los últimos meses en la denominada «mesa de acción contra el terrorismo» que comparten el Ministerio de Seguridad, el Ministerio de Justicia, la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), la Unidad de Investigación Financiera (UIF), la Cancillería, la Dirección de Migraciones, la Aduana y la AFIP, entre otros organismos del Estado.

Según pudo reconstruir Infobae de diferentes organismos y fuentes oficiales, el plan de acción con la principales herramientas de lucha contra el terrorismo serán las siguientes:

El RENAPOST. El próximo martes, justo dos días antes del aniversario del atentado a la AMIA, Macri emitirá el decreto que crea un Registro Nacional de Personas y Organizaciones Sospechosas de Terrorismo (RENAPOST) con el doble propósito de dar una señal a la comunidad judía el 18 de julio cuando se cumplirán 25 años del atentado contra la AMIA y, al mismo tiempo, responder a un planteo que viene haciendo desde hace tiempo la administración norteamericana de Donald Trump en la región.

Se tratará de una herramienta legal a fin de que la Justicia y los organismos de seguridad en pleno puedan perseguir sin inconveniente alguno a las agrupaciones terroristas como Hezbollah o el ISIS, ya que no están encuadradas hoy en la arquitectura jurídica de la Argentina. La administración de Macri solo se limitó en los últimos años a investigar agrupaciones terroristas encuadradas en la lista que ofrece Naciones Unidas y que no incluye a Hezbollah, uno de los grupos acusados judicialmente de participar en los atentados a la embajada de Israel en 1992 y en el ataque a la AMIA en 1994.

De esta manera, el RENAPOST sumará a Hezbollah en este grupo aunque también se incluirá allí al ISIS. La intención orginal del Gobierno era avanzar con ello por medio de un proyecto de ley que ya tenía redactado el diputado radical Luis Petri. Pero los tiempos electorales y la parsimonia legislativa pudieron más que la ansiedad oficial.

Con este registro de grupos sospechosos de terrorismo el Gobierno no sólo actuará en la persecusión de eventuales terrotristas bajo las normas de UIF sobre lavado de activos como lo hizo el año pasado con el grupo Barakat en la Triple Frontera. Ahora podrá intervenir el Ministerio de Seguridad, la central de inteligencia o la Dirección de Migraciones sin inconveniente alguno.

Compartir: