TRASPLANTE

Mendoza tendrá su propio Banco de Ojos

Comenzará a funcionar en septiembre.

SALUD Y VIDA

En lo que va de 2019 se realizaron 1.006 trasplantes de córneas en todo el país. Actualmente 2.154 personas esperan un trasplante de córneas, de las que 160 se encuentran en Mendoza. Con esa cifra, la provincia se ubica segunda a nivel nacional, detrás de Buenos Aires, lo que la vuelve -en relación con la cantidad de habitantes- una de las que más demandan ese órgano en todo el territorio nacional.

«Algunos pacientes han llegado a esperar hasta dos años, y eso no podía seguir así». Para Gabriela Hidalgo, directora del Instituto Coordinador Nacional de Ablación e Implantes de Mendoza (Incaimen), tener un banco de ojos propio, tal como ocurrirá a partir de septiembre, «era una deuda pendiente».

En diálogo con Infobae, la especialista explicó que «hasta 2013, Mendoza procesaba sus córneas, pero hasta ese momento no eran tantas las exigencias, no había tanta tecnología». «Cuando se empezó a necesitar otro tipo de insumos y equipamientos, la provincia dejó de cumplir los requisitos y empezamos a mandar al banco del Hospital Santa Lucía, en la Capital Federal», contó.

Tras detallar que el procedimiento de ablación implica «sacar el globo ocular, empaquetarlo y enviar a Capital Federal, donde se procesan las córneas de todo el país», Hidalgo señaló que «allá (por el Santa Lucía) siguen un protocolo y tal vez descartaban muchos órganos que para algún caso puntual servían». «Al hacerlo en Mendoza, y en el Hospital Central, donde estará el banco y donde se realizan las tres cuartas partes de los trasplantes de la provincia, creemos que va a aumentar el número de córneas disponibles, ya que el procedimiento va a ser más personalizado«, destacó.

Además, contó que debido a inconvenientes de logística, sólo podían mandar al Santa Lucía las córneas de la capital de la provincia y ahora podrán procesar «las de toda la provincia e incluso las de San Juan y San Luis». «La región de Cuyo se va a ver beneficiada en logística y en el procesamiento que, al ser más personalizado, esto va a redundar en más córneas disponibles para trasplantar», sostuvo.

Una inversión de alrededor de $5.000.000 fue la que posibilitó al hospital provincial (que cuenta con 350 camas y donde hacen además trasplantes de riñón e hígado) generar este nuevo espacio, que requirió la adaptación de las instalaciones y la adquisición de nueva tecnología y capacitación del personal.

Pablo Cabello es el médico que estará a cargo del Banco y en diálogo con el diario Los Andes de esa provincia detalló que «el espacio está conformado por tres pequeñas salas interconectadas más una cuarta que está en otro sector».

«En la primera hay una mesada de acero inoxidable y es el lugar donde se reciben los ojos y se evalúan, ya que llegan con el globo ocular completo. Luego pasan a la segunda, donde un técnico hace de intermediario con el médico oftalmólogo que se encuentra en la tercera. Están conectadas por dos ‘vitrinas de intercambio de material’ (una especie de ventanitas); por una ingresa el material ya estéril y por la otra egresan los restos que no se ocuparán luego del procedimiento», puntualizó.

La tercera sala es la de mayor complejidad. «Tiene un filtro de aire que elimina el 99% de los gérmenes, además de ventanas con doble vidrio», detalló Cabello. Allí se encuentra la vedette de todo el proceso: una campana de flujo laminar positivo, dentro de la cual se realiza la extracción de la córnea.

Una vez extraída estará lista para el trasplante o la conservación. Esta se hace en frío, para lo cual se requiere simplemente una heladera común que está en la cuarta sala.

Fuente: Infobae

Compartir: