ESPERANZA

Casi 600 familias pocitanas fueron relocalizadas

"Asentamiento David Chávez".

POLÍTICA

Los vecinos del «Asentamiento David Chávez» finalmente fueron trasladados a los barrios Cruce de Los Andes y San Benito de Nursia. El gobernador Sergio Uñac y el candidato a presidente de la Nación, Alberto Fernández, recorrieron la zona.

El sueño de tener una vivienda digna y un techo seguro se convertió en realidad para casi 600 familias pocitanas. Es que en un megaoperativo que involucró a varias reparticiones del Gobierno Provincial, se llevó a cabo la relocalización más grande de la historia de San Juan y llegó a su fin el «Asentamiento David Chávez».
El acontecimiento, que sin lugar a dudas marcó un antes y un después para los vecinos de Pocito, contó con la presencia del gobernador Sergio Uñac y el candidato a presidente de la Nación Alberto Fernández, , posibles integrantes de su Gabinete en caso de resultar electo en las elecciones del próximo 27 de octubre.

El intendente Fabián Aballay, que se mostró feliz porque más vecinos de Pocito tienen su propia vivienda, contó que «casi 600 familias abandonaron sus precarias casas del histórico Asentamiento David Chávez y fueron trasladadas a los barrios Cruce de Los Andes (sectores 1 y 2) y San Benito de Nursia», que están situados sobre avenida Intendente Joaquín Uñac, entre calles 12 y 14.

Resultado de imagen para foto intendente Fabian Aballay

El Asentamiento David Chávez se formó hace 16 años y se extiende por casi 5 kilómetros, sobre terrenos fiscales donde estaban ubicadas las vías del ferrocarril. «Aquí nacieron mis hijos y sueño desde hace varios años con tener las llaves de una casa digna. Aquí no es vida la que pasamos cada vez que llueve… Por eso ya tengo todo listo y solo espero que llegue el camión para cargar nuestras cosas», comentó una optimista mamá de tres chicos, identificada como Alejandra, que vive a escasos metros de calle 11.
Otro de los vecinos, que dijo llamarse Javier, comentó que pudo levantar su casa con mucho esfuerzo en el Asentamiento pero sabía que eso nunca sería suyo. «Ahora vamos a rezarle a Dios en agradecimiento por darnos la oportunidad de tener una casa digna. Antes teníamos que rezarle para que no se rompiera el pozo negro o se nos cayera el techo cuando llovía… La verdad que voy a pagar la cuota con mucho gusto, porque nada vale más que tener un techo propio para los hijos».
Y así como ellos, muchos otros vecinos expresaron su alegría. De hecho, desde hace varios días, la mayoría espera que lleguen los 200 camiones, las 14 máquinas y todo el personal de Desarrollo Humano, Infraestructura, Vialidad, Energía San Juan, OSSE, Hidráulica y de la Municipalidad de Pocito, entre otras reparticiones, para comenzar con la mudanza.
Antes fue el turno de las villas Teresa de Calcuta (292 familias), General Mosconi (320) y Santa Ana (400). Ahora será el turno del Asentamiento David Chávez…

Compartir: