AMOR

Carlitos Balá recibió el llamado del papa Francisco

Balá forma parte de la historia de la televisión argentina.

NACIONALES

Martita, su esposa, comentó: “Estuve toda mi vida con él, desde los 18 años, siete de novio, 56 de casados. Me presenta como su mamá», dijo la mujer entre risas. Y agregó: “Para mí es un chico caprichoso”. “En una pareja uno se tiene que adaptar, yo me adapté a la modalidad de él por su trabajo, yo dejaba que ensayara tranquilo. Me gusta cuando sonríe, que esté feliz”, sostuvo la mujer. Y contó cómo le propuso casamiento: “Para un cumpleaños mío me regaló el anillo de compromiso. Gracias a Hilda Bernard y su esposo nos casamos, porque él tenía un contrato de un año seguido, entonces me dijo ahí ‘nos casamos’. Estuvimos siete años de novios porque fue escalonando todo de a poco, no queríamos arriesgarnos. Entonces cuando tuvo su contrato de un año, ahí me lo dijo”.

E l papa Francisco lo llamó para su cumpleaños: “Habló con él. Cuando llamó a casa imaginate la emoción… A partir de ahí un grupo de Salta que viajaba (al Vaticano) nos invitó y fuimos cuatro o cinco días y lo vimos. Estuvimos con él porque el Papa me dijo a mí por teléfono que lo quería saludar porque cuando era joven se reía a carcajadas con Carlitos. Otro año, tengo una carta del Papa, escrita por él, con la letrita chica, saludándolo con mucho amor”, dijo la mujer. Y Carlitos, entre risas, agregó: “El papa Francisco me llamó para mi cumpleaños. Me dijo ‘lo veo muy bien’, y le dije ‘¿va a cambiar los lentes?’”.

Carlos Salim Balaá (Ciudad de Buenos Aires13 de agosto de 1925), más conocido como Carlitos Balá, es un humorista y actorargentino. Es famoso por su dedicación al entretenimiento para niños, adolescentes y adultos. Con más de medio siglo de trayectoria artística realizó destacados espectáculos en radio, televisión, cine, circo, y teatro. Formó parte del trío Balá, Marchesini y Locatti. En sus comienzos apareció en radio y luego en televisión en La revista dislocada, junto a Délfor Amaranto.

Su padre era de origen libanés y su madre de origen croata. Su hermana menor Norma, lo incentivaba a que hiciera teatro, incluso quiso que participara en una obra de la escuela, pero Carlitos era muy tímido. No obstante, hacía bromas en los colectivos de la línea 39 de Chacarita, donde trabajaba para vencer su timidez. En sus comienzos participó de un concurso que ganó, bajo el nombre de Carlos Valdez. Su padre estaba escuchando la radio cuando salió ganador pero no lo reconoció porque Carlitos había cambiado su apellido por miedo a que lo retaran. Ya enterado de que había ganado y de que su padre no sabía que era él, decidió cambiar y llamarse Carlos Balá, manteniendo la similitud con su verdadero apellido.

Compartir: