PREVENCIÓN

Educación Vial

Concientización.

SOCIEDAD

La seguridad vial es un tema que cada día toma mayor relevancia, y requiere que su aplicación/debate sea transversal.  Todos somos en algún momento parte activa o pasiva cuando un vehículo es colocado en la vía pública. Ya sea utilizando tracción mecánica o a sangre (automóviles, motos, bicicletas, etc.). En razón de ello “todos” podemos y debemos colaborar en la educación, concientización y prevención de los accidentes de tránsito.

En diversas ocasiones y ante un siniestro vial, se suele escuchar la afirmación “fueron fallas mecánicas”, en un intento de justificar lo sucedido.  Lo real es que  estas circunstancias son las menores, siendo ampliamente superadas por las “FALLAS HUMANAS”.  La excesiva velocidad, la ingesta de alcohol, el cansancio al manejar, la inobservancia de las señales de tránsito, entre cientos de situaciones más, son algunos de los factores egoístas a los que se enfrentan los que comparten el espacio público; y son el común denominador en numerosos accidentes de conducción automotor. Es válido mencionar que el individualismo  en el uso de los espacios públicos (vías de comunicación vial) denota nuestra falta de empatía por el otro, por el tercero que no tiene nada que ver en la producción de un siniestro vial, pero que sufre las consecuencias.

De nada valen las
diversas campañas, las leyes, las multas, la penalización pecuniaria, sino
asumimos una conducción y uso de las vías de comunicación vial con absoluta
responsabilidad.  Sabiendo que  “Yo soy el Otro”, que así como quiero llegar
a destino, también los otros lo quieren. Se suele realizar la siguiente
pregunta a la que cada uno responde conforme a sus conocimientos viales: ¿el
espacio público es para convivir o competir?

Poder visualizar la conducción imprudente y trabajar en su prevención será un camino que salvara muchas vidas y disminuirá la gran cantidad de lesionados que dejan este tipo de eventos. Ningún trabajo e intento de prevención debe ser dejado de lado, pues con cada una de estas acciones estamos cultivando una conducta en favor de vida. Se debe promover a la construcción de conductas con base en la educación vial, a través de la solidaridad, el respeto y la responsabilidad en el espacio público. La cifras de fallecidos por accidentes en la Provincia de San Juan, según las estadísticas brindadas por Dirección de Tránsito y Planeamiento de Movilidad, son alarmantes, 91 fallecidos en el año 2019. La mitad de los muertos por accidentes fueron conductores y/o acompañantes de motocicletas.   El número sigue siendo elevado, y deseamos
que llegue a cero en un futuro no muy lejano. 
Ahora bien debemos destacar como dato que brinda alguna esperanza el
siguiente: en el año 2019 tuvimos 23 fallecidos menos que en 2018 y 31 menos
que en 2017.

La sociedad quiere creer y se esperanza en que sea la educación la que va disminuyendo la cantidad de fallecidos en accidentes viales, y no sólo que sea una cuestión fortuita.

“Una educación vial realmente crítica que salga del individualismo,
que incorpore la perspectiva del otro, que construya como valor social la
empatía, aportará a la formación de ciudadanos solidarios y a una convivencia
armónica y responsable en el espacio público”. (Educación Vial – Min. de Trasp.
– Argentina)

Dr. Carrizo, Horacio Nicolás.

Abogado – Diplomado en Criminilogia

Tec. Sup. en Seguridad Publica – Esp. Criminalistica.

Compartir: