Duque enfrenta más protestas en Colombia y HRW denuncia “abusos gravísmos” contra manifestantes

COMPARTIR

En un duro informe, la organización Human Rights Watch reclamó al Gobierno de Duque “medidas urgentes” para proteger los derechos humanos, que la policía no reprima reuniones pacíficas y que se enjuicie a los responsables de los abusos.

Cientos de manifestantes marchaban este miércoles por varios puntos de Bogotá en otra jornada de protestas contra el presidente Iván Duque y en medio de renovadas acusaciones de “abusos gravísimos” en la represión del estallido social iniciado hace un mes y medio.

En un duro informe, la organización Human Rights Watch reclamó al Gobierno de Duque “medidas urgentes” para proteger los derechos humanos, que la policía no reprima reuniones pacíficas y que se enjuicie a los responsables de los abusos.

En Bogotá, los manifestantes bloqueaban varios puntos, incluyendo estaciones del sistema de colectivos de tránsito rápido, el metrobús de la ciudad, y la calle que va al aeropuerto de El Dorado, ubicado en el oeste de la capital.

La Secretaría de Movilidad de Bogotá pidió a los viajeros salir con más tiempo que el usual, y aunque no había cancelaciones de vuelos, medios dijeron que pasajeros tuvieron que llegar caminando al aeropuerto con sus equipajes a rastras por los cortes.

Cientos de personas, en su mayoría jóvenes, marchaban pacíficamente por otras calles, con pancartas y banderas amarillas, azules y coloradas de Colombia, y todas ellas parecían llevar tapabocas por el coronavirus.

Las marchas serán las primeras desde el arribo al país de una misión de la Comisión Interamaricana de Derechos Humanos (CIDH), principal organismo de protección de las garantías fundamentales de América, para evaluar la convulsa situación.

La ONU, la Organización de Estados Americanos (OEA) y la Unión Europea (UE) han denunciado uso desproporcionado de la fuerza pública contra las protestas, que han dejado más de 50 muertos, miles de heridos y decenas de desaparecidos.

La misión de la CIDH, que llegó el martes a Colombia y estará hasta el 10 de junio, analizará 584 presuntas violaciones de los derechos humanos cometidas durante las protestas, la mayoría a manos de la fuerza pública, dijo la Defensoría del Pueblo colombiana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *