La Provincia de San Juan realizó el traslado aéreo de un paciente con COVID-19 en una cápsula de bioseguridad

COMPARTIR

El sistema, ideado por profesionales de la provincia, cuenta con accesos laterales y presión negativa para evitar la exposición de los médicos a cualquier microorganismo.

Este lunes se realizó un nuevo procedimiento de traslado de un paciente con coronavirus desde el interior de la provincia hasta el Hospital Rawson, donde la camilla cápsula de bioseguridad fue protagonista.

La misma está destinada para ser utilizada para casos de COVID-19 y otras enfermedades infecciosas y su diseño innovador, desarrollado íntegramente por profesionales locales, fue reconocido por el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación.

El vuelo despegó desde Barreal, departamento de Calingasta, con un sanjuanino que requería asistencia en el área COVID del nosocomio capitalino.

Las cápsulas de bioseguridad se utilizan para transporte interno de pacientes con sospecha de COVID-19, con accesos laterales y con presión negativa, lo cual impide que cualquier microorganismo que se encuentre dentro del habitáculo salga al exterior por cualquier ranura y el aire es forzado a circular por un filtro microbiológico viral, también cuentan con una batería que permite que todo el sistema conectado a la camilla continúe funcionando durante los traslados.

El subsecretario de Medicina Preventiva, Matías Espejo, explicó que “San Juan es la única provincia que está realizando evacuaciones aeromédicas, en este contexto de pandemia, utilizando las cápsulas de seguridad dentro del helicóptero”.

El funcionario acotó que el helicóptero provincial es uno de los más avanzados tecnológicamente en el país para la realización de evacuaciones aeromédicas y detalló que “la aeronave ha sido adecuada especialmente en este contexto de pandemia, contando con un aislamiento entre los puestos de mando con respecto del habitáculo donde se desempeña el equipo de trabajo sanitario, compuesto por médicos terapistas aeroevacuadores y enfermeros terapistas aeroevacuadores”.

El helicóptero cuenta además con un sistema autónomo de gases medicinales (oxígeno, etc.), un compresor de aire para poder realizar ventilación mecánica y un sistema de vacío que permite hacer aspiración de secreciones. También tiene salidas independientes de energía que permiten la conexión de elementos biotecnológicos, como respirador microprocesado, monitor multiparamétrico y cardiodesfibrilador.

Para finalizar, Espejo señaló que el pasado domingo la Coordinación de Vuelos Sanitarios realizó tres vuelos. El primero de ellos trasladando a una menor pre trasplante renal, otro vuelo a Barreal para trasladar a un menor con traumatismo de cráneo y el tercer vuelo a Valle Fértil para buscar a una paciente de 5 años, sospechosa de COVID-19, lo que luego fue descartado aunque motivó la activación de los respectivos protocolos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *