Operaron a Lula da Silva

El presidente electo, de 77 años, permaneció internado desde el domingo en el hospital Sirio Libanés de San Pablo. Se le practicó una laringoplastia para curarle una lesión en la cuerda vocal izquierda.

El presidente electo de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, fue intervenido el domingo para retirarle una lesión en la laringe detectada en exámenes médicos recientes, informó el hospital de Sao Paulo donde fue atendido, y recibió el alta este lunes.

“Buenos días. Ya en casa, después de un pequeño procedimiento ayer. Todo resuelto y bien. Buena semana para todos”, dijo Lula en su cuenta de Twitter.

El presidente electo, de 77 años, permaneció internado desde el domingo, al regresar de viaje, “para la realización de una laringoplastica para la retirada de una lecoplasia (lesión blanca) en la cuerda vocal izquierda”, precisó el hospital Sirio Libanés en un comunicado.

La leucoplasia, una placa de color blanco que aparece en las mucosas y que en algunas ocasiones e vuelve cancerosa, le fue detectada en su cuerda vocal izquierda antes de su viaje a Egipto la semana pasada para asistir a la cumbre del clima de Naciones Unidas.

”El procedimiento mostró ausencia de neoplasia”, agregó el parte médico, descartando tumores por aumento anormal de células.

Según medios locales, Lula permanecerá descansando en su casa sin agenda pública.

El líder del Partido de los Trabajadores (PT) fue diagnosticado con cáncer de laringe en 2011, del que se recuperó al año siguiente.

La lesión en la laringe removida este fin de semana había sido detectada en chequeos médicos de rutina el sábado anterior, tras un esfuerzo de largos meses de campaña presidencial en la que su voz había generado preocupaciones.

Si bien aquellas pruebas fueron satisfactorias, el “esfuerzo” hecho durante la campaña le provocó una afonía que le mantuvo fuera de actividad unos días, lo que fue aprovechado por sus rivales políticos para especular sobre su estado de salud.

Durante la semana, Lula participó de la COP27 en Egipto, en su primera aparición internacional como mandatario electo de Brasil, y luego visitó Portugal.

Antes de partir, su equipo informó que los resultados de los estudios de Lula eran “normales”, confirmando la “completa remisión” del tumor de laringe detectado en 2011.

Lula fue fumador durante 50 años y abandonó el cigarrillo en 2010, después de una internación por hipertensión.

El cáncer fue detectado al final de su presidencia (2003-2011). En 2012, los médicos anunciaron su “recuperación total” tras tratamientos de quimioterapia y radioterapia.

Lula será el jefe de Estado de mayor edad al asumir el Gobierno de Brasil el próximo 1 de enero.

Fuente: Infobae – AFP – EFE y – EP

RSS
Follow by Email
LinkedIn
Share
Instagram
WhatsApp