China inició grandes maniobras militares alrededor de Taiwán tras la visita de Pelosi

China inició este jueves sus más importantes maniobras militares en décadas alrededor de Taiwán, en una demostración de fuerza tras la visita a la isla de la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, que llegó a Japón en la última etapa de su gira por Asia.

Pese a las advertencias de Beijing, que considera a Taiwán como parte de su territorio, Pelosi hizo ayer una visita relámpago a Taipei, en la que aseguró que Estados Unidos “no abandonará” a la isla.

La reacción de China a lo que consideró una “provocación” estadounidense incluyó ejercicios marítimos y terrestres con munición real, entrenamientos de combate aéreo con la participación de armas avanzadas, incluidos aviones de combate furtivos J-20 y DF-17 y misiles hipersónicos.

Las maniobras, que empezaron al mediodía local y se extenderán hasta el domingo, incluyeron “disparos de misiles convencionales” hacia las aguas de las costas orientales de Taiwán, indicó Shi Yi, un portavoz de las fuerzas militares chinas.

“Seis grandes áreas alrededor de la isla fueron escogidas para este ejercicio de combate y durante este período, barcos y aeronaves no podrán ingresar a los espacios aéreo y marítimo” involucrados, indicó la televisión estatal CCTV.

Pelosi aseguró que su presencia fue para “dejar claro, de forma inequívoca”, que Estados Unidos “no abandonará” a Taiwán

En Pingtan, una isla china situada cerca de la zona de las maniobras, se vio elevarse al cielo varios proyectiles no identificados, seguidos de una estela de humo blanco, informó la agencia de noticias AFP.

El Gobierno taiwanés afirmó que monitoreaba de cerca los ejercicios y que sus fuerzas se preparan para un conflicto, pero que no lo busca.

“El Ministerio de Defensa Nacional sostiene que mantendrá el principio de prepararse para la guerra sin buscar la guerra, con la actitud de no escalar el conflicto ni causar disputas”, dijo la dependencia taiwanesa.

China defendió los ejercicios, así como otras maniobras realizadas los últimos días, como “justos y necesarios” y culpó a Estados Unidos y sus aliados de la escalada.

“En la actual lucha por la visita de Pelosi a Taiwán, Estados Unidos es el provocador y China la víctima”, declaró la vocero de la Cancillería china, Hua Chunying.

Previo a la llegada de Pelosi a Tokio, el ministro de Defensa japonés, Nobuo Kishi, denunció que misiles balísticos chinos habían caído hoy en la zona económica exclusiva (ZEE) de Japón por primera vez.

“Creemos que cinco de los nueve misiles balísticos lanzados por China cayeron en la ZEE de Japón”, declaró Kishi a periodistas en Tokio y agregó que, según las estimaciones hechas en su país, de esos cinco misiles, cuatro pudieron haber “sobrevolado la isla de Taiwán”.

“Japón ha presentado una protesta ante China a través de canales diplomáticos”, dijo el ministro de Defensa que calificó el incidente como un “problema grave que afecta nuestra seguridad nacional y la de nuestros ciudadanos”, informó la agencia de noticias AFP.

WhatsApp