Uñac cerró su visita a Calingasta con la inauguración de un nuevo emprendimiento enológico

Junto a la comitiva que acompañó al gobernador, recorrieron las instalaciones de la bodega “Los Dragones”, beneficiada con el Programa de Incentivos Fiscales.

El gobernador Sergio Uñac, acompañado por autoridades provinciales, en el marco de un nuevo aniversario del departamento Calingasta se dirigió a la localidad de Barreal para participar en la inauguración de la bodega “Los Dragones”, proyecto que resultó beneficiado con el Programa de Incentivos Fiscales.

Luego de la inauguración, las autoridades presentes realizaron una recorrida por el establecimiento, donde pudieron conocer la nave principal donde está ubicada la bodega, una sala de degustación, una vinoteca, una sala de venta y el área dispuesta para recibir al turismo.

El primer mandatario puso de relieve el valor del emprendimiento inaugurado, destacando que esto fue posible gracias al trabajo articulado entre el sector privado y el sector público, este último encargado de generar las condiciones y las herramientas necesarias para el desarrollo de la actividad privada.

Cerrando su visita al departamento Calingasta, el gobernador se mostró “muy contento de haber venido una vez más al departamento y en un nuevo aniversario de su fundación y recorrer diferentes localidades y dejar inaugurados nuevos emprendimientos”.

Por su parte, el ministro de Producción y Desarrollo Económico, Ariel Lucero, se refirió a la calidad de la producción del proyecto vitivinícola, poniendo de relieve su trabajo ecológico, con certificaciones orgánicas y con el no uso de agroquímicos para cuidar la biodiversidad y el medioambiente. “No solamente persigue un objetivo económico sino que también apuesta mucho por lo social y lo ambiental”, señaló.

Además, el titular de la cartera mencionó que “el proyecto aporta sustentabilidad y un gran oportunidad de trabajo para las familias del departamento, a la vez que remarcó que la iniciativa contempla condiciones que exige el mercado actual, como “el cuidado hacia el medioambiente, la huella hídrica, la huella de carbón y el cuidado hacia la persona que elaboró ese vino”.

A su turno, uno de los propietarios de la bodega, Andrés Biscaisaque, comentó que se trata de una empresa familiar, dirigida por tres hermanos, que nació en 2018 con la elaboración de vino: “Empezamos con algo muy chiquito y luego, a través del Programa de Incentivos Fiscales pudimos dar un salto importante en infraestructura y armar la bodega”.

Luego, mencionó que pasaron de ser elaboradores artesanales a elaboradores de bodega: “Para esta vendimia pensamos fraccionar entre 40 y 50 mil botellas y la idea es seguir creciendo. Nos está yendo bien con la comercialización y queremos empezar a exportar. Estamos teniendo un crecimiento rápido pero sostenido”.

Este emprendimiento enológico cuenta con uvas de variedades Torrontés, Bonarda, Malbec, Cabernet Franc y Syrah y aspiran en un futuro, a elaborar unas 80 mil botellas por temporada.

El proyecto contó con el financiamiento del Programa de Incentivos Fiscales, a través de la Agencia San Juan de Desarrollo de Inversiones, y requirió una inversión superior a los 23 millones de pesos, 18 de los cuales fueron aportados por la iniciativa provincial en doce etapas.

WhatsApp