El Circuito San Juan Villicum tuvo un gran año

El 2021 comenzó con la presencia del Campeonato Zonal Cuyano, entre el 23 y 25 de abril, cuando la pandemia daba un alivio y, con muchas restricciones, se permitía el regreso de la actividad a nuestro circuito.

Fueron más de cien autos los que dieron vida a la tercera fecha del campeonato, en un fin de semana que, justamente por la situación sanitaria, no pudo contar con público en las tribunas y que pudo llevarse adelante por un trabajo en conjunto entre la Secretaría de Deportes, el club APAC y la Federación Mendocina de Automovilismo Deportivo.

Una semana después, el motociclismo llegó al Villicum, que no tenía esa actividad desde el 13 de octubre de 2019, cuando se corrió por el Campeonato Mundial de Súperbike; esta vez fue el turno del campeonato sanjuanino de velocidad, que no se disputaba desde el año 2000, con una competencia corrida en “El Pinar”. La organización de la misma contó con un fuerte apoyo de la Secretaría de Deportes y el trabajo conjunto de la Asociación Sanjuanina de Enduro y Rescate y la Confederación Argentina de Motociclismo Deportivo. El punto saliente fue que llegaron pilotos de todo el país, los que habitualmente corren el campeonato argentino, jerarquizando el certamen local.

Posterior a esa competencia, el panorama sanitario volvió a complicarse en el país, por lo que, durante casi tres meses no hubo actividad alguna, hasta que, el Turismo Carretera regresó a San Juan para disputar nuevamente el Desafío de las Estrellas en el último día de julio y el primero de agosto.

La categoría programó una segunda fecha consecutiva en San Juan, la que se disputó una semana después, lo que conllevó, una vez más, a que distintos sectores económicos de la provincia se activaran: turismo, estaciones de servicio, bares, restaurantes, etcétera, todo lo que acompaña la presencia de un número importante de visitantes de diversos puntos del país y que se repite con la presencia de cada categoría zonal, nacional e internacional.

En aquella fecha ganó Josito Di Palma, quien se anotaba como candidato al título y Mariano Werner, quien se consagraría campeón en la última carrera, ocupaba el sexto puesto en las posiciones.

El mes de septiembre llegó muy cargado de actividad para el circuito albardonero. Entre el 17 y 19, el Campeonato Argentino de Navegación tuvo su retorno después de siete meses y la infraestructura del Circuito San Juan Villicum fue el escenario elegido para vivac de una de las categorías nacionales más federales.

Apenas cuatro días después, el motociclismo volvió a ser protagonista, en dos días poco habituales (jueves y viernes) para la actividad. Fue el momento en que el Campeonato argentino de motociclismo velocidad disputó la cuarta fecha del año y –en forma simultánea- se corrió la segunda fecha del campeonato sanjuanino.

Dando continuidad a un fin de semana a todo motor, entre sábado y domingo, se presentó el Súper TC2000, acompañado por la Fórmula Renault, Fiat Competizione y TC2000, destacando que tanto el motociclismo como el automovilismo, pudieron contar con público en las tribunas, comenzando –paulatinamente- a normalizarse la presencia de los seguidores de cada categoría, algo que los pilotos extrañaban mucho.

Octubre volvió a ser el mes elegido por el Súperbike para disputar la 12ª fecha del campeonato mundial, marcando el retorno de la categoría, tras la ausencia obligada, por la pandemia, en 2020.

El evento deportivo potenció la llegada del turismo a la provincia durante ese fin de semana y dejó como saldo una ocupación hotelera al 100% en el Gran San Juan. En este marco, el gasto total en concepto turístico fue de $ 373.640.212. Tuvimos visitantes de Córdoba, Mendoza, Buenos Aires, Santa Fe, San Luis, Chaco, Chubut, Corrientes, La Pampa, Jujuy y Neuquén, entre otros lugares, quienes se hospedaron, principalmente, en cabañas; alquilaron casas y estuvieron durante su estadía en hoteles. Después de un año y medio de pandemia, fue el primer evento internacional, luego del fútbol, que se realizó en Argentina.

En noviembre, excepto el domingo de elecciones nacionales, todos los fines de semana hubo actividad en pista. Desde el viernes 5 hasta el domingo 7, el sanjuanino de velocidad en motos disputó sus dos últimas fechas de temporada, cerrando un año muy importante, por lo que significó el retorno del campeonato sanjuanino. Un detalle de gran importancia fue la presencia de gran parte de los pilotos que corren el campeonato argentino, quienes consideran al trazado del Villicum como el mejor del país, teniendo en cuenta que aquí se corre una fecha a nivel mundial.

Entre 20 y 21, el Top Race se presentó en el circuito albardonero, con la presencia de pilotos sanjuaninos, de los cuales Juan Cruz Roca en Junior y Ariel Persia en Series, subieron al podio. Ésta era la única categoría, de las consideradas más importantes a nivel nacional, que no había llegado a correr en esta pista.

El fin de semana de 27 y 28, otra categoría que llegó por primera vez, fue el TC Mouras, que vino acompañada por la creciente TC Pick Up, TC Pista Mouras y Fórmula Metropolitana. Todas definieron sus campeonatos en San Juan, dando muestras de la excelente relación de la Asociación Corredores de Turismo Carretera con la provincia, eligiendo al Villicum para definir sus campeonatos.

Diciembre marcó el cierre de temporada en dos fines de semana seguidos: los días 4 y 5, el TC, la categoría más popular del automovilismo nacional, definió en su última fecha, al ganador de la Copa de Oro, que –al igual que en 2020- quedó en manos de Mariano Werner. La competencia tuvo un multitudinario marco de público que llegó de diferentes lugares del país para ver esa definición y para despedir a Guillermo Ortelli, siete veces campeón de TC, quien corrió en San Juan su última competencia.

Una semana después, una de las categorías elegidas por los seguidores argentinos, el Turismo Nacional, cerró temporada en nuestra provincia y donde el equipo San Juan al TN, con tres pilotos locales, demostró –una vez más- estar en un gran nivel, con autos y corredores sumamente competitivos. Emanuel Abdala se quedó con el campeonato de Clase 2 y Javier Merlo se quedó con el subcampeonato de Clase 3, que ya había ganado Julián Santero.

Ha sido un año sumamente positivo, tal vez el más importante para el Circuito San Juan Villicum desde su inauguración en 2018, contando con la presencia de categorías locales, zonales, nacionales e internacionales y generando un constante movimiento combinado de deporte y turismo, con incuestionables beneficios para la provincia, sobreponiéndose a la difícil situación que nos tocó vivir durante el año pasado y gran parte del presente.

WhatsApp